El CEMIE-Geo

Gerardo León Soto

letra_franca-energia-geotermicaMéxico no tiene la tecnología ni gente calificada para explotar sus recursos energéticos”. Esta frase que vuelve a estar de moda con la actual Reforma Energética es en realidad un viejo clásico de los políticos mexicanos. Hace más de 100 años Porfirio Díaz la utilizaba como argumentación a las concesiones otorgadas a compañías extranjeras que explotaban los recursos energéticos. La misma frase fue usada por los opositores a las expropiaciones petrolera y eléctrica, promulgadas, respectivamente, por Lázaro Cárdenas del Río y Adolfo López Mateos. Repitiendo la historia, exactamente la misma frase fue el caballo de batalla de los promotores de la Reforma Energética promulgada hace poco por la presente administración encabezada por Enrique Peña Nieto.

Una realidad muy mexicana es que al país no le ha interesado el desarrollo de la tecnología ni la formación de los cuadros técnicos que se requieren. Históricamente hemos sido tecnológicamente dependientes del extranjero y esto aplica tanto al sector público como al privado. A diferencia de los países industrializados donde hay inversión en laboratorios y los jóvenes científicos e ingenieros son bien vistos (y mejor pagados), las empresas mexicanas se conforman con comprar soluciones importadas y el talento de los jóvenes es desperdiciado (o aprovechado por alguna empresa trasnacional o agencia extranjera).

El pasado 14 de febrero fue puesto en marcha el Centro Mexicano de Innovación en Energía Geotérmica (CEMIE-Geo) por el Secretario de Energía Pedro Joaquín Coldwell en la planta geotérmica de Los Azufres, Michoacán. El consorcio CEMIE-Geo tiene los objetivos de hacer innovaciones científicas y tecnológicas en exploración, extracción, conversión y usos alternos de le energía geotérmica. Paralelamente la misión del consorcio es formar recursos humanos de alto nivel en estas ramas del conocimiento. El financiamiento de la Secretaría de Energía a través de un fondo sectorial del Consejo Nacional para la Ciencia y Tecnología asciende a 956 millones de pesos.  Los objetivos específicos están plasmados en 33 proyectos estratégicos distribuidos entre las diferentes instituciones participantes: el Centro de Investigación y Educación Superior de Ensenada (CICESE), la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), la Universidad de Guadalajara, la Universidad Popular de Baja California (UPBC), la Universidad Michoacana de San Nicolás de Hidalgo (UMSNH) y un número de empresas privadas.

letra_franca_cemie-geo

Aunado al CEMIE-Geo también fueron formados el Centro Mexicano de Innovación en Energía Solar (CEMIE-Sol) y el Centro Mexicano de Innovación en Energía Eólica (CEMIE-Eólico). En conjunto, los tres centros buscarán explotar las energías renovables del país, incentivar el desarrollo tecnológico en busca de generar soluciones aplicables a México y capacitar a nuevas generaciones de científicos y tecnólogos capaces de proponer soluciones a la problemática energética del país.

Esperemos que este esfuerzo no termine como otros malogrados centros que el país ha financiado. La idea es que la próxima generación a quien le toque hacer una futura reforma energética, tenga algo más que decir que el mero estribillo: “México no tiene la tecnología …

Leave a comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

*