El próximo domingo hay elecciones para gobernador, presidentes municipales y diputados locales en seis estados de la República, que no serán un día de campo ni cosa por el estilo.

En Aguascalientes la lucha es por la gubernatura y sólo compiten mujeres; según la mayoría de encuestas, el triunfo podría ser para Teresa Jiménez, abanderada de la alianza PAN-PRI-PRD.

En Durango se elegirán gobernador y 39 presidencias municipales; se especula que ahí podría ganar también la alianza PRI-PAN-PRD, que tiene a Esteban Villegas como candidato-locomotora a la gubernatura. El riesgo para la oposición es la pertenencia de la entidad al “triángulo dorado”, lugar del que se dice es “tierra de nadie”, aunque todos sabemos que la expresión es la manufactura eufemística de una linda metáfora.  

En Tamaulipas, donde no ha hecho mal gobierno Francisco Javier García Cabeza de Vaca, únicamente se elige gobernador y las encuestas anticipan el triunfo de César Verástegui, de la alianza PAN-PRI-PRD, quien -dicen nuestras fuentes allá- sólo podría perder si se registra la burda e ilegal injerencia del crimen organizado en la jornada electoral. Ahí, Américo Villarreal, el de Morena-PT-PVEM, tiene fama de retrato hablado.

En el Estado de Hidalgo solamente se elige gobernador y, según los careos, Carolina Viggiano, de la alianza PAN-PRI-PRD, podría imponerse a Julio Menchaca, su más cercano competidor, quien abandera la alianza Morena-PT-PEVEM-PANAL. Según los enterados, ahí no hay manera de que pierda la alianza opositora, salvo que se le ocurra ladear la elección a una de las expresiones de los hijos del “malamén”.

Donde puede ganar Morena, según las propias encuestas, es en Oaxaca y Quintana Roo, no tanto por una avasallante fuerza popular, sino por el voto duro “clientelar” y la ilusión de que formar parte del cinturón del Sureste mexicano abre las puertas del Paraíso.

Todo puede ocurrir en una tarde de toros bravos y en un domingo al rojo vivo, porque el trabajo subterráneo del tiempo cuenta y la adrenalina está a punto de desbordarse. Lo cuerdo, como país, sería ahorrarnos síncopes y “séiscopes” cardíacos que a nadie convienen.

Los caminos al Edén o al Paraíso pueden ser muchos, pero hay coyunturas históricas en que tienen más peso y demanda los caminos al infierno.

Ojalá entre 2022 y 2024 no ocurra lo peor, sobre todo porque la suma de los números de cada año resulta en una numerología cabalística. ¡Y ni cómo alegarle al Sistema Métrico Decimal!

 Por su parte, ni Morena ni el titular del Ejecutivo llegan en su mejor momento a la cita de las urnas del próximo domingo.

Aparte de que el presidente no da tregua a sus insultos (“artista del insulto”, lo llamó Gabriel Zaíd), justificar el retén de hombres armados que cerca de Badiragüato marcaron el alto a una comitiva de prensa, en su más reciente gira de trabajo por el Triángulo Dorado, cuando se sabe que la Carta Magna prohíbe los “territorios de excepción”, fue un grave error por donde se lo quiera ver.

El tramo 5 del Tren Maya sigue acumulando traspiés, debido a que el juez primero de distrito, Adrián Novelo, con sede en Mérida, Yucatán, el 27 de mayo declaró la “suspensión definitiva” de la obra, porque no se cumplió con el procedimiento de “evaluación de impacto ambiental”, pues los daños que causará al ecosistema serán irreversibles.

La Suprema Corte, en una intervención atinada y pulcra, ordenó a los integrantes de las comisiones de Seguridad y Gobernación de la Cámara de Diputados, hacer reformas a la Ley Nacional del Uso de la Fuerza porque atenta contra los derechos humanos y su aplicación no se sujeta a los principios de racionalidad y oportunidad. Además, emplazó al presidente de la Mesa Directiva, Sergio Gutiérrez Luna (Morena) a no incurrir en omisión y desacato, porque de hacerlo lo separaría del cargo y lo consignaría a la autoridad judicial competente.

Por su parte, la Red Nacional de Refugios, que en forma independiente apoya y protege a mujeres violentadas, denunció adeudos de varios meses del gobierno con la institución, un retraso de cinco meses en la entrega de recursos fiscales y falta de pago a los profesionales del área, quienes llevan un semestre sin percibir un solo peso.

Por otro lado, es una pena que se recorte el gasto y se reduzca el tamaño de instituciones que resultan estratégicas para el desarrollo del país. Ahora, cuando las víctimas de la delincuencia necesitan apoyo eficaz y acompañamiento, la Comisión Ejecutiva de Atención a Víctimas (CEAV) reduce de 12 a 7 sus áreas operativas, tal vez con el afán de matizar y maquillar -sin resolver a fondo- el problema de desaparecidos y desplazados por la violencia que tanto ha crecido en el país.

En suma, ni el presidente se halla en su mejor momento ni Morena representa, de acuerdo con un cotejo de realidades y estadísticas, la esperanza de México.


Pisapapeles

En su espléndido libro “Filosofía: quién la necesita?”, escribió Ayn Rand: “Puedes ignorar la realidad, pero no podrás ignorar las consecuencias de ignorar la realidad”.

leglezquin@yahoo.com

0 Shares

Leave a comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*