…la mujer es el destino del viento 

Alejandro Delgado

la mujer crece

como el florecer del musgo en la ortiga

un camino desesperado por ser cometa

subiendo la escalinata de los péndulos

el cuántico amanecer de las enredaderas

el deseo como forma de perdón

rezo o canto que se hizo abandono de la espera

agua que bautiza cualquier cosa que con nombre vive

 

la mujer es el destino del viento

por los engendros que deja buscando por siempre puentes

los guerreros marcados que traicionan sus mejores sueños

aquellos y estos que todos cobijamos dentro

que no sabemos

que ser de otra forma es ser de otra verdad

 

la mujer es la revolución

no prescrita de la historia

el fluir amotinado de los ríos

el líquido fundamental del tiempo

____________________________________________________________________________________

en una esquina de la historia  

Alejandro Delgado

me cuesta rabia

esta habitación preñada de templos

me cuesta la vida pasando saliva en las esperas

me duelen las calles

los pasos

las campanadas cada cuarto de hora

el autobús que nunca llega

 

habito un código postal

sin vivienda

en la grieta que acosa el deseo

marcado con la señal larga distancia

formando impaciente la línea ocupada del desempleo

 

soy el campo abandonado

el sonido revolcado en la vigilia

lo que araña el medio día

la calle que respira pasos

 

soy el asfalto quemando aceite

el calor de las manchas en los muros

la luz nocturna del ruido

el anuncio

la jaula de la sombra

lo más necio de las ambulancias

 

me cuesta un ojo de la cara

ser citadino de salario modesto

homologando mis sueños a destajo

con el insomnio pagando puntual el telecable

la joyería de fantasía de mi amante

la tumba en condominio de mi hermana

 

el asco gris de no ser agua

 

 

6 Shares

Leave a comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

*