Señor de viento y cantera


A Don Leopoldo González Quintana

I

Señor de la voz inquieta.
Caballero talentoso.
Don Quijote misterioso
en un ocaso violeta.

Tu corazón de poeta
es murmullo luminoso
que rompe el silencio airoso
de esta muralla sin grieta.

Tu palabra es fortaleza
para mi honda tristeza.

Señor de viento y cantera
en otoño y primavera.
Juglar de fuego sereno
en plenilunio moreno.

 

Morelia. 3-11-01
Arón Palmerín Reyes.


II

Tu palabra es alimento
para la azul sinfonía,
que nació al rayar el día
con el arrullo del viento.

Tu palabra es limpio aliento
que me llena de alegría,
por soleada lejanía
de un blanco presentimiento.

Tu palabra es el diamante
del nocturno caminante.

Caminate de cantera
y también de luna entera.

Tu palabra es el lucero
de mi México guerrero.


Morelia, viernes 11 de julio, 2008.
Arón Palmerín Reyes.

0 Shares

Leave a comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*