La revolución de las magnolias

Por Camila de la Parra

 

Hoy se llenan las calles de primaveras

con gritos de asfixia.

 

México.

Las madres de las hijas perdidas

paren su duelo a media calle,

entrelazando embrujos con sollozos

para implorar por lo intangible:

Justicia.

Justicia.

 

México.

Todas cargamos sombras de manos,

de aliento de hombre, de roces,

de memorias que vivimos con los ojos cerrados

y la respiración apretada en ambos puños.

Auxilio.

Auxilio.

 

México.

Hoy volvemos a morder la manzana,

caminamos al altar con ramos de maldita puta

y sudamos con olor a zorra.

Hoy rugimos desde el centro,

tornamos nuestro estómago al revés,

sacamos todo:

Arde.

Arde.

México.

Somos la presa resquebrajada,

la inundación de mar de sangre menstrual,

coagulada, milenaria.

Hoy le arrancamos la violencia al silencio,

y con las manos entrelazadas

reconstruimos las puertas que nos arrebataron.

Adentro, lo indispensable:

Libertad.

Libertad.

Libertad.

Marzo/2020

Leave a comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

*