DOS POEMAS

Ernesto Hernández Doblas

Enero

Este cuaderno de enero

Ya no pregunta cosas

-aves que cubrió la nieve-,

Ni patea el agua

Que su muerte ha de beber.

 

Páginas del tiempo, buitres,

Rosas a mitad de lo infinito,

Lágrimas creadas en espejos

Labios, lunas, mitos, cementerios.

 

La belleza nos ama,

Da sus alas y ojos

Para que no sea vanidad

La vanidad de lo vivido

-Eclesiastés enamorado-.

 

Este cuaderno de enero

Es cuaderno de salmos:

Raíz buscando un cielo,

Poeta que besa

Su porvenir sin mapa.

 

 

Poema en loto

Cuando me pongo a meditar en lo perfecto

Se abren las manos del silencio,

Un corazón camina cuerpo adentro

Y se sienta junto a mis versos.

 

Cuando medito en lo perfecto

Los puntos suspensivos

Son un cielo abierto

De donde llueve la luz

De todos los secretos.

 

Lo dejo todo

Guardo silencio

Pongo mi cuerpo

Detrás del cuerpo

Como una lámpara sin esqueleto.

 

Guardo silencio,

Invento al tiempo

Adentro del tiempo,

Siembro lo incierto

Que de lo cierto

Sólo el cadáver

Es alimento.

 

Cuando me pienso en lo perfecto

Siento del alma

Cosas sin tiempo

Porque es verdad

Que la verdad existe

Como una niña

En huerto eterno.

Leave a comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

*