PEDAZOS

Por Iván Alatorre Orozco

 

Con la llegada de cada amanecer

mi mundo se transforma, 

se colapsa, 

se enmudece.

.

Como un autómata,

 debo recoger

los pedazos caídos

del día anterior,

que a su vez,

son los pedazos 

de las últimas décadas.

.

Mi plan es recolectar

y acomodar los escombros.

Cimentar con ellos,

antes que nada,

un refugio.

.

Uno que me proteja 

del naciente día, 

de sus mentiras,

de sus pretextos

y sus recuerdos.

.

Cada mañana

debo luchar contra ellos,

los recuerdos que se aferran,

que se incrustan

y se mezclan entre el aire

y mis agotados pulmones.

.

Cada mañana

es un simulacro,

donde mecanizo mis pasos

y disimulo mis respiros

aparentando ante todos

que mis pedazos

 y mi refugio

se mantienen de pie,

cuando en realidad

mi cuerpo yace,

 sepultado

bajo esos escombros

sin saber

si todavía 

existo.






0 Shares

Leave a comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*