LA LENGUA

Por Javier de la Mora Gálvez

 

Muerta, me dicen muchas veces

vencida, por el uso y el destiempo;

refugiada en nuevos estilos y fonemas,

inserta en los rescoldos de algún árbol

convertido en papel tintado, glosado y forro.

 

Muerta en desuso, pero no del todo, 

aunque decirlo constituya un tropo

que arremete en mi contra,

y del que entiendo poco.

 

No bien me alejan, luego me buscan;

me emplean y me despiden,

cual hoja de otoño que viento surca

creyendo su fin, cayendo del todo

para dar nueva vida, así soy, así me gusta.

 

Algo me dice que vuelvo a ser, 

que tengo el alma del buen decir,

de ser fatal, dulce, hostil, de enamorar

y poseer el encanto de seducir.

 

Hago falta en el mundo humano,

en el expresivo aflorar de la palabra;

encuentro acomodo en el tiempo,

en el día a día, en la noche y su obra, 

en el viento y el bosque, hasta en el silencio

que viene a mí, sí: ¡SSSSSHH!

¡que soy así!

Fuerte, libre, impropia, romántica 

y…, medio del amor, del secreto del beso,

del mensaje enamorado, 

del todo, sí: ¡SSSSHH!

¡Que soy así!

Parte de mí, son las palabras,

fonemas amorfos y de expresiones;

soy órgano del sabor, de la mentira,

de la ofensa y de la ira; como también

de la dulzura, la inocencia y el amor.

 

Lenguaje de los pueblos y del alma,

de su vida el matiz insoslayable;

de su cuerpo formo parte muy sagrada,

y me llaman muerta,

sí, ¡muerta!, por estar en descanso, ya olvidada.

 

¡Pero no! No me confundo.

Soy más que eso: ¡soy enlace!

Enlace del ser mismo y entre sí;

Los comunico, los separo, los disgrego y los junto;

Soy… increíble: ¡órgano y ciencia! 

Estoy de ambas formas a la vez, 

Como órgano, soy medio de la palabra hablada;

Como ciencia, soy la palabra misma: soy lenguaje.

 

No hago más que aumentar la mímica

del cuerpo, me apoyo en sus ojos, 

en su cara, sus brazos y sus manos, 

pero al fin, …entiendo… soy así, un medio,

una aliada de la palabra misma;

escrita o hablada, estoy presente, 

pues formo parte del ser que escribe, 

en su cuerpo y su escritura, 

en su vivir y en sí mismo,

pues sí, así soy… soy: La Lengua.

Julio/2019

 

  

Leave a comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

*