Cada año gastan más los 32 congresos de los estados del país

Redacción

Durante 2016 los congresos de las 32 entidades federativas del país gastaron 13 mil 66 millones de pesos, cantidad mayor al presupuesto ejercido por el gobierno de Baja California Sur.

Esa cantidad se incrementó de 2015 a 2016 en mil 399 millones de pesos. Esta última cifra superó lo presupuestado inicialmente por cada uno de los poderes legislativos locales. Es decir, se dio un sobregiro de 14 por ciento del total contemplado originalmente.

Tan sólo cinco congresos requirieron de incrementos mayores a 25 por ciento de su presupuesto calculado para 2016.

El Congreso de Hidalgo consiguió una ampliación de gasto, por parte del gobierno estatal, de 55 por ciento; la legislatura de Guanajuato obtuvo 40 por ciento más; la de Sonora 31 por ciento; la Asamblea Legislativa de la Ciudad de México 27 por ciento y el Congreso de Guerrero 25 por ciento.

Sobre el particular, la diputada federal panista Eloísa Talavera exigió a los 32 congresos estatales “abrocharse el cinturón” ante la etapa de incertidumbre económica que atraviesa México, derivado de la fluctuación del peso frente al dólar, el endeudamiento excesivo del gobierno federal, la depreciación del petróleo y el proteccionismo del presidente de Estados Unidos Donald Trump.

Es “indispensable que (los congresos) realicen lo necesario para establecer un gasto público eficiente, transparente, responsable y acorde con el momento por el que atraviesa el país”.

Fundada la denuncia en torno al elevado costo de los congresos locales, en un estudio elaborado por el Instituto Mexicano para la Competitividad se advierte que en 2016, tan sólo en el estado de Puebla, el presupuesto por diputado asciende a 3 millones 500 mil pesos, mientras que en la Ciudad de México el promedio es de 27 millones 600 mil pesos.

La asimetría en el presupuesto por diputado, detectada entre las 32 legislaturas, es tal que los legisladores de Baja California, Ciudad de México, estado de México, Jalisco y Sonora cuestan más que los diputados federales, cuyo promedio anual es de 15 millones de pesos.

Sobre esas cifras, la diputada Talavera reprochó que “los congresos en México ocupan presupuestos superiores a las cámaras bajas en Japón, Canadá, Alemania, Colombia y Chile.

“Son necesarias medidas de austeridad general que ayudarán a mitigar la desconfianza que siente la ciudadanía frente a su Congreso, ya que sólo 17 por ciento de los mexicanos se sienten representados por sus legislaturas.”

Leave a comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

*