(Julio 2018)

ANTES Y DESPUES DEL 1 DE JULIO.- Parece que México ya no es (o no será) el que era endenantes (antes del 1 de julio), entre otras cosas, porque en el vértice del poder público no habrá ya halo presidencial sino aura providencial, y la Presidencia de la República cambiará su nombre: ahora será Providencia de la República.

LOS DAMNIFICADOS DE LA ÚLTIMA ELECCIÓN.- El sismo que estremeció a México el 1 de julio, de 40 y tantos grados en dos escalas (la de Richter y la de Mercalli), dejó algunos damnificados y uno que otro electrocutado: se llaman PAN, PRD, PRI, PES, PANAL, y su nuevo refugio serán el sótano y el purgatorio del sistema de partidos en México.

PROFECÍA AUTOCUMPLIDA.- La constelación de las izquierdas había tenido logros electorales más bien magros, un poco escasos o de plano simbólicos en México, hasta que llegó el 1 de julio de 2018 y obtuvo la Presidencia de la República (y, desde luego, otras tantísimas cosas). Por tanto, recuperar para el proyecto obradorista de poder la advertencia que hizo Luis H. Álvarez al PAN, en el año 2000, es más que pertinente: “No nos derrotó la adversidad; que no nos derrote la victoria”. ¡Ay se los aiga!

PALMO DE NARICES.- Una de las primeras cosas que anunció, con bombo y platillo, el equipo más cercano a López Obrador, luego de conocerse que había sido el virtual ganador de la elección del 1 de julio, fue que Su Santidad Francisco Bergoglio habría aceptado participar en los foros que el nuevo gobierno organizaría para buscar la reconciliación nacional y pacificar al país. Pues NO, resulta que NO es así, según la declaración del portavoz del Vaticano, quien de paso mandó a la opinión pública de México a consultar lo que significa “NO” en los 16 idiomas que conoce y habla el Papa. (Favor de ahorrarse la consulta de lo que significa “NO” en sánscrito).    

EL ANTIPOPULISMO EN UNA CÁPSULA CULTURAL.- Dijo el proverbio chino: “Da un pescado a un hombre y comerá un día, enséñalo a pescar y comerá toda su vida”. La pregunta que la gente de rancho, de pueblo y de mundo se hace, es la siguiente: ¿Será que el gobierno de AMLO, motivado y afincado en “los supuestos del corazón”, se dejará llevar por la primera premisa, o será que podrá más en él la responsabilidad y habrá de dejarse guiar por la segunda? Vamos a ver qué pasa, porque, como diría el filósofo de Güemez, “Las cosas, sin duda alguna, casi siempre son como son”.

ESPEJO VENEZOLANO.- Que la izquierda mexicana se quite la venda de los ojos, deje de negar lo evidente y de defender lo indefendible, es algo no sólo deseable sino urgente, antes de que asuma el poder en México. Esto porque Venezuela y su “dictadura sangrienta” (que algunos se niegan a ver) es uno de nuestros espejos más inmediatos, y conviene que México, sin autoengaños ni subterfugios, lance una mirada de elemental ética política a lo que ocurre en ese país. ¡Abajo los tránsfugas del socialismo de la edad de piedra!

ESPEJO NICARAGÜENSE.- El otro espejo ahumado del hemisferio (muy cenizo por tanta humareda), es la Nicaragüa de Daniel Ortega, donde las demandas sociales de respeto a los derechos humanos y las proclamas estudiantiles en favor de la pronta restauración de la democracia, no cesan. Lo bueno es que José Mujica y Leonardo Boff, dos referentes de cierta izquierda latinoamericana, ya alzaron su voz, en días recientes, contra este otro tránsfuga del socialismo de la edad de piedra.

LOS ALCALDES DE MORENA.- En Michoacán MORENA obtuvo con trabajos 22 alcaldías, la totalidad de las cuales son producto del “efecto López Obrador”, y no tanto de la limpieza de trayectoria o de las cualidades “impolutas” de sus candidatos. Por su bien y por el bien de la sociedad que van a gobernar, más vale que hagan buen trabajo. Si no lo hacen, tendrán encima el escrutinio y la crítica de los sectores más informados de nuestra sociedad. Es sólo cuestión de tiempo.

UNA NUEVA ÉPOCA.- México inicia, bajo la conducción del nuevo gobierno, una nueva época en su historia y su sistema político. Esperemos que esto conduzca a la instauración real de un Nuevo Régimen, no a la restauración verdadera de un Viejo Régimen.

 

16 Shares

Leave a comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

*